16 abr. 2009

OTC: prueba superada


Aunque parecía casi una utopía, OTC logró el objetivo de mantener su lugar en el TNA. Le ganó a Echagüe en Paraná 92 a 83 el quinto juego de la serie por la permanencia y seguirá jugando en la segunda categoría del básquet argentino.
Lo más importante que tiene Misiones en materia deportiva dio una clara muestra de actitud, sacrificio y amor propio para sobreponerse a una realidad que lo tenía prácticamente contra las cuerdas hace sólo uno días.
El equipo de Pisani, que terminó último en la fase regular y penúltimo en el TNA 2, tuvo que remarla siempre desde atrás luego de una temporada con más disgustos que alegrías.
La mala performance del Celeste cada vez que salía de Oberá y lo sufrido que terminaron siendo varios de los juegos como local hizo vislumbrar desde un primer momento que el paso previo a la Liga Nacional es un proceso sumamente infartante.
Lejos había quedado aquel 17 de octubre del año pasado, cuando OTC había conseguido su primera y única victoria en terreno extranjero. Había sido justamente frente a este mismo rival, y por la mínima (91-90), pero a partir de ahí, luego de su primera excursión fuera de Misiones, el conjunto obereño sólo sumó derrotas y derrotas.
Por eso, ganarle a un histórico como Echagüe, en Paraná, un partido decisivo, con el marco en contra, y todo lo que eso significa, parecía más un milagro que una certeza concreta.
Sobre todo después de la noticia de que el base Luciano Rivero, cabeza y conductor del quinteto entrerriano, quien no debía haber jugado por suspensión, “arregló” su situación y fue de la partida.
Pero OTC sabía que se jugaba la vida. La vida en la categoría. Con el crédito local José Fabio a la cabeza, los jugadores del Celeste salieron a la cancha conscientes de que una derrota sería echar por tierra lo que tanto costó la temporada anterior en la Liga B.
Un primer cuarto asombroso, donde al Oberá Tennis Club le salieron todas, y que terminó con ventaja misionera 27-10, le permitió al visitante encarar con mucha más tranquilidad los últimos 30 minutos. Y aunque sufrió por lagunas propias, una constante en este ciclo de Pisani, OTC mantuvo su predominio hasta la chicharra final e hizo estallar de felicidad no sólo a una de las principales ciudades de la tierra colorada, sino que mantuvo bien arriba el nombre de Misiones.
Es cierto. OTC no hizo una gran campaña. Falló más de lo que acertó y en reiteradas ocasiones recibió más abucheos que aplausos. Pero del mismo modo es cierto que tuvo la prueba de fuego en el TNA y la sorteó de la mejor manera. En líneas generales cumplió. Mantuvo su lugar en su primera temporada en la categoría y dio indicios de que, con pocas armas y mucho amor propio, se puede formar un grupo superador.
Quedará corregir errores, aprender de las malas experiencias y mejorar de cara al futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario