27 feb. 2010

Un camino largo, pero no imposible de sortear


De los ocho equipos misioneros que comenzaron disputando el Torneo del Interior, seis siguen con vida. Y de esos seis, tres se instalarán en la segunda fase de la segunda ronda. Y al menos uno de estos tres llegará, inevitablemente, a la tercera instancia del certamen que viene a ser la quinta categoría del fútbol argentino.
A la primera fase de la segunda ronda clasificaron los dos mejores de ambas zonas, y afortunadamente los que terminaron terceros en las zonas 35 y 36 también se metieron entre los 192 mejores. Es cierto, Mado Delicia entró por la ventana, como el último de los 36 mejores terceros, pero entró, al fin y al cabo.
Según establecía el reglamento del Consejo Federal, en los cruces de playoffs, o sea, ahora, en la primera fase, se tendría en cuenta fundamentalmente la cercanía geográfica para definir los partidos. Y a decir verdad, desde el primer momento que se conoció que Mado pasó de instancia no quedaron dudas: los misioneros deberían eliminarse entre sí. Y así pasó. Los dos mejores de cada zona con los peores (dentro de los clasificados) de la otra. Y los segundos entre sí.
Pero... ¿conviene que equipos de la misma provincia se eliminen en cruces de ida y vuelta? Para los que confían en las posibilidades de todos los equipos no, indudablemente. Para los que quieren que un representante misionero llegue lo más lejos posible, seguro que sí, porque al menos durante seis fines de semana más podrá ver a un conjunto de la tierra colorada en el certamen. ¿Por qué?
En esta primera fase, Brown chocará con Vicov y El Brete con Rosamonte. Ambos ganadores se cruzarán en la segunda fase. Y el ganador de dicho cruce esperará rival en la tercera instancia. Esto en una parte del cuadro. En la otra, más abajo, Mitre se verá las caras con Rosamonte. Pero entonces, de pasar, ya medirá fuerzas con Curupayti de Corrientes o Santa Rita de Esquina. Lo bueno es que, de pasar, el Auriazul se cruzaría nuevamente con el mejor de los cuatro misioneros que vienen por la otra parte del cuadro. Y entonces habría sí o sí un misionero entre los mejores 24 del torneo. En total son seis llaves. Y cinco fases que hay que superar para, al menos, asegurarse un lugar en la promoción con un equipo del Argentino B.
Lo bueno es que la llave que integran los equipos misioneros, la 3, en el camino sólo tiene a rivales de Chaco, Formosa y Santiago del Estero, y que recién en la última instancia habría un rival de una liga más competitiva.
El camino es largo, demasiado en realidad. Pero no imposible de sortear.

22 feb. 2010

Mado, más adentro que afuera


En Colonia Delicia deberán esperar para saber si Mado avanza o no de ronda en el Torneo del Interior.
Tercero en la zona 36 con 7 unidades y una diferencia negativa (-2), el equipo de Eldorado, que ya jugó los seis partidos de la fase regular, hoy por hoy está dentro de los 192 que jugarán los playoffs.
De los 36 mejores terceros, 31 equipos ya se aseguraron su lugar en la próxima instancia. Quedan cinco vacantes. Pero como aún hay seis equipos que no completaron la instancia regular del certamen y que de ganar serán terceros en sus respectivas zonas, el subcampeón eldoradense deberá aguardar hasta que se completen dichos encuentros.
Estas resoluciones se tienen que dar en las zonas 6, 15, 21, 30, 58 y 72.
En la zona 6, Rivadavia de Mendoza (12 puntos), ya clasificado, debe recibir a Montecaseros (5), que debe ganar para llegar a ocho y sumarse a la segunda fase.
El grupo 15 se definirá hoy (martes). Unión Aconquija (9) debe recibirá a Defensores de Esquiu (5) y San Antonio (5) chocará con Rivadavia (7, diferencia menos uno). Lo único negativo para Mado sería que Defensores le gane al clasificado Unión como visitante, ya que de esa manera es casi un hecho que el tercero de esa zona finalizará con ocho puntos.
En la zona 21, San Isidro (5) está obligado a ganarle en Cafayate al ya clasificado Juventud Unida de Rosario de Lerma (11) para llegar a ocho puntos y avanzar a playoffs.
En la 30, por su parte, que integran los equipos chaqueños, a Libertad de Ibarreña (5) no le queda otra que vencer a 9 de Julio de Clorinda (10) para clasificar.
En la 58, Náutico Hacoaj de Tigre (4, diferencia de menos uno) debe vencer al clasificado Mutual Camioneros (11) de visitante en General Rodríguez, mientras que en la zona 72, Sportsman (4, diferencia de menos cuatro) la tiene mucho más complicado frente a Independiente (12).
De estos seis resultados que aún faltan conocerse, Mado necesita que tres le sean favorables para ser uno de los 192 que buscarán el ascenso al Argentino A.

15 feb. 2010

"Será difícil repetir una actuación como la que tuvimos"


Parece complicado que Crucero vuelva a repetir el nivel de juego que evidenció frente a Unión de Sunchales el último sábado, que terminó con un categórico 4-0.
Sin embargo, Daniel Raschle, técnico del Colectivero, sabe que la idea es esa, jugar como se jugó, y que sólo así el equipo podrá pelear por subir a la B Nacional.
“Lo bueno es que se vio un equipo compacto y que nadie regaló nada, pero todavía no se ganó nada”, dijo cuando enfrentó a los micrófonos minutos después de consumarse el gran triunfo sobre uno de los finalistas del último Apertura.
“Me gustó mucho el equipo, siempre intentó ser protagonista, pero falta más trabajo de campo y hablar más con los jugadores; si podemos completar eso con el trabajo creo que estaremos mucho mejor”, agregó.
“Hay jugadores que permiten que podamos jugar con todos los sistemas que necesitemos, eso es importante”, destacó, y enseguida se mostró satisfecho por el nivel del equipo: “Me enaltece que me digan que fue uno de los mejores partidos de Crucero”.
No obstante, pidió prudencia, y señaló que “hay que ir despacito, no se puede hablar de candidaturas, estamos bien y la mentalidad es salir a jugar así todos los partidos, eso nos va a permitir tener chances de subir; el objetivo es tratar de ascender al Nacional B”.
Consultado acerca de cómo hizo el equipo para cambiar tanto de la derrota en Lincoln a la victoria ante Unión, afirmó que “apelamos mucho a las charlas individuales, hicimos un trabajo teórico y lo bueno es que los jugadores lo asimilaron muy bien; todo se basa en la disciplina”, aseguró.
“Si bien es cierto que vengo de un fútbol totalmente diferente, creo que Crucero tiene las medidas, los argumentos, la institución y los jugadores como para aspirar a pelear”, ponderó.
Sobre si cree que Crucero puede repetir en San Francisco, el viernes, lo que hizo el último sábado en el Andrés Guacurarí, aclaró que “va a ser difícil repetir el nivel que mostramos frente a Unión, sobre todo por el cansancio y porque tenemos muy pocos días para recuperarnos, pero si seguimos así, y le agregamos otras cositas que todavía no trabajamos, vamos a estar muy bien”.
“Después de lo que pasó en Lincoln la verdad que me quedé preocupado, pero no me desesperé, porque sabía la clase de jugadores que hay en el plantel; era consciente de que íbamos a tener un bajón por el poco trabajo que hicimos durante la semana, pero nunca me desesperé; frente a Unión se vio algo muy diferente, bajamos muchísimo la carga; ahora hay que regular la carga porque se vienen tres partidos, pero el objetivo es llegar bien a los cinco (por el Pentagonal), y ahí hay que tratar de llegar con un equipo parejito y que llegue a demostrar lo que demostró con Unión, creo que vamos a llegar a eso”, analizó.
“Nunca esperé una goleada así, sí tenía la idea de ganar y quedarme con los tres puntos; lo bueno es que los muchachos nunca disminuyeron la intensidad, estando 1-0 ó 2-0 siguieron buscando el arco de enfrente”, remarcó.
“A mí me gusta jugar siempre igual, afuera o adentro, no me gusta andar cambiando y darle mayor o menor agresividad al equipo de acuerdo a si juega de local o visitante; eso va en contra de mis principios futbolísticos; siempre quiero mirar el arco de enfrente, pero ahora hay que ser conscientes de que se vienen partidos en pocos días”, acotó.

7 feb. 2010

Muchas ganas; poco conocimiento



Hace tres semanas, como se sabe, Misiones vivió una de sus peores tragedias deportivas con la segunda fecha del Campeonato Misionense de Aguas Abiertas.
Desde ese sábado 18 de enero hasta la actualidad, Prefectura, Bomberos, Policía de Misiones y hasta algún integrante de Gendarmería estuvieron abocados a la búsqueda de los ocho deportistas desaparecidos en las aguas del río Paraná.
Lo increíble es que, con tanto personal destinado a la tarea humanitaria, fueron pescadores de la zona o casuales amantes del río los que encontraron a las víctimas fatales, al menos a las últimas, que aparecieron a sólo pocos metros del lugar del trágico suceso.
A Mauro Bacigaluppi lo encontraron en la Isla del Toro. A Manuel Leiva, el último de los desaparecidos, lo hallaron en la Isla del Medio. Fueron dos pescadores casuales, y no precisamente los encargados de la búsqueda, los que dieron con los cuerpos. Lo lamentable de la situación es que ambos deportistas fueron encontrados en lugares previsibles (está claro que los "expertos" siguieron la corriente del río) que Prefectura decidió no tener en cuenta.
Analizando esto, y después de ver las limitaciones de las fuerzas de seguridad antes, durante y después de la prueba, cabe preguntarse, "¿Estamos en condiciones de organizar -ni hablamos de resolver algún conflicto- una competencia en la que hay vidas en juego? Y también cabe responderse, "No, decididamente no".
Como ya se dijo desde este espacio, no se trata de buscar culpas, seguramente las habrá, y serán repartidas, pero bueno sería comenzar a replantearse algunas cuestiones para que los deportistas -nuestros deportistas- encuentren todo en óptimas condiciones para llevar adelante semejante iniciativa.
En este sentido, el presidente del Consejo Provincial de Deportes, Dante Pigerl, adelantó que el lunes 8 del corriente mes convocará a especialistas acuáticos para evaluar la continuidad del Calendario Misionense de Aguas Abiertas, que se encuentra suspendido a raíz de la tragedia. Ya fue cancelada la tercera fecha y todo indica que ocurrirá lo mismo con la cuarta, que debería desarrollarse en Santo Tomé el próximo 13 de febrero.