15 feb. 2010

"Será difícil repetir una actuación como la que tuvimos"


Parece complicado que Crucero vuelva a repetir el nivel de juego que evidenció frente a Unión de Sunchales el último sábado, que terminó con un categórico 4-0.
Sin embargo, Daniel Raschle, técnico del Colectivero, sabe que la idea es esa, jugar como se jugó, y que sólo así el equipo podrá pelear por subir a la B Nacional.
“Lo bueno es que se vio un equipo compacto y que nadie regaló nada, pero todavía no se ganó nada”, dijo cuando enfrentó a los micrófonos minutos después de consumarse el gran triunfo sobre uno de los finalistas del último Apertura.
“Me gustó mucho el equipo, siempre intentó ser protagonista, pero falta más trabajo de campo y hablar más con los jugadores; si podemos completar eso con el trabajo creo que estaremos mucho mejor”, agregó.
“Hay jugadores que permiten que podamos jugar con todos los sistemas que necesitemos, eso es importante”, destacó, y enseguida se mostró satisfecho por el nivel del equipo: “Me enaltece que me digan que fue uno de los mejores partidos de Crucero”.
No obstante, pidió prudencia, y señaló que “hay que ir despacito, no se puede hablar de candidaturas, estamos bien y la mentalidad es salir a jugar así todos los partidos, eso nos va a permitir tener chances de subir; el objetivo es tratar de ascender al Nacional B”.
Consultado acerca de cómo hizo el equipo para cambiar tanto de la derrota en Lincoln a la victoria ante Unión, afirmó que “apelamos mucho a las charlas individuales, hicimos un trabajo teórico y lo bueno es que los jugadores lo asimilaron muy bien; todo se basa en la disciplina”, aseguró.
“Si bien es cierto que vengo de un fútbol totalmente diferente, creo que Crucero tiene las medidas, los argumentos, la institución y los jugadores como para aspirar a pelear”, ponderó.
Sobre si cree que Crucero puede repetir en San Francisco, el viernes, lo que hizo el último sábado en el Andrés Guacurarí, aclaró que “va a ser difícil repetir el nivel que mostramos frente a Unión, sobre todo por el cansancio y porque tenemos muy pocos días para recuperarnos, pero si seguimos así, y le agregamos otras cositas que todavía no trabajamos, vamos a estar muy bien”.
“Después de lo que pasó en Lincoln la verdad que me quedé preocupado, pero no me desesperé, porque sabía la clase de jugadores que hay en el plantel; era consciente de que íbamos a tener un bajón por el poco trabajo que hicimos durante la semana, pero nunca me desesperé; frente a Unión se vio algo muy diferente, bajamos muchísimo la carga; ahora hay que regular la carga porque se vienen tres partidos, pero el objetivo es llegar bien a los cinco (por el Pentagonal), y ahí hay que tratar de llegar con un equipo parejito y que llegue a demostrar lo que demostró con Unión, creo que vamos a llegar a eso”, analizó.
“Nunca esperé una goleada así, sí tenía la idea de ganar y quedarme con los tres puntos; lo bueno es que los muchachos nunca disminuyeron la intensidad, estando 1-0 ó 2-0 siguieron buscando el arco de enfrente”, remarcó.
“A mí me gusta jugar siempre igual, afuera o adentro, no me gusta andar cambiando y darle mayor o menor agresividad al equipo de acuerdo a si juega de local o visitante; eso va en contra de mis principios futbolísticos; siempre quiero mirar el arco de enfrente, pero ahora hay que ser conscientes de que se vienen partidos en pocos días”, acotó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario