24 jul. 2009

Atlético San Jorge: favor con favor se paga


Cuando Sporting de Bahía Blanca confirmó que se bajaba del torneo Argentino B, los dirigentes del Consejo Federal inmediatamente se pusieron a pensar en reemplazantes. Y en este sentido, como suele suceder, son varios los clubes que se muestran interesados en jugar en la cuarta categoría del fútbol argentino.
Sin embargo, y como pocas veces sucede, el Consejo se inclina por "invitar" a aquellos equipos que mejores resultados deportivos obtuvieron en torneos de categorías inferiores.
El motivo de esta nota intenta explicar por qué fue Atlético San Jorge el 48º equipo del Argentino B y no Defensores de Formosa, los dos equipos que quedaron eliminados en la misma instancia de la promoción del Torneo del Interior 2009. Y la justificación concreta, los números que demuestran por qué el cuadro santafesino fue invitado en lugar del formoseño, se explican a continuación.
Se tomó en cuenta únicamente el desempeño de ambos equipos en la séptima fase del Torneo del Interior. Habida cuenta de que a lo largo del certamen el conjunto santafesino disputó dos partidos más que Defensores de Formosa, sólo se consideró el resultado de sus partidos en la última instancia de disputa (decisión que por otro lado puede juzgarse, con razón, como arbitraria).
En resumen, el club Defensores de Formosa, que enfrentó a Ferro Carril Sud de Olavarría en la séptima fase, sumó sólo un punto, producto del empate en el partido revancha, mientras que el club Atlético San Jorge sumó tres unidades en sus enfrentamientos ante Unión de Villa Krause, producto del triunfo en el partido de ida y la derrota de la revancha.
De cualquier manera, el Consejo le hizo pagar derecho de piso a San Jorge en el sorteo del fixture de la nueva temporada que se pondrá en marcha en pocas semanas.
La zona que le tocó al conjunto santafesino sorprendió. Los pronósticos iniciales preveían que jugaría con equipos de Morteros, Las Parejas, San Nicolás y Arroyo Seco.
Sin embargo, los destinos de San Jorge serán Misiones, Formosa, Corrientes, Chaco y Entre Ríos.
Paradoja: si te dimos una mano al permitirte jugar, te la sacamos a la hora del sorteo. La alegría que significó la invitación, seguramente traerá tristezas al momento de sacar balances, costear viajes, traslados y estadías...

18 jul. 2009

La profesionalización del Argentino A, entre los negocios y los beneficios


Hace pocos días se conoció la medida. La AFA, a través del Consejo Federal, su inmediata sucursal para manejar el fútbol del interior del país, puso en marcha un plan para “profesionalizar” el torneo Argentino A.
Uno lee la palabra e inmediatamente incurre en conceptos relacionados a la mejora del deporte, al perfeccionamiento de las canchas, el florecimiento de las instituciones, etcétera. Sin embargo, y como en prácticamente todas las iniciativas nacidas bajo la figura de Julio Grondona, en el fondo, y al fin y al cabo, no hay otra finalidad que engrosar las arcas del por sí abultado ente recaudador que es el Consejo Federal.
¿De qué se trata concretamente eso de “profesionalizar” el Argentino A?
Indagando, averiguando y hurgando algunos archivos relacionados en la materia, no hizo falta desojar toda la margarita para corroborar todo aquello que se piensa, al menos desde este particular espacio, respecto a lo que busca el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino y varios de sus vitalicios e inseparables secuaces.
En el mundillo de la pelota, profesionalizar es poner en condición de legal todo lo perteneciente a los papeles que relacionan a los jugadores con los clubes y a éstos precisamente con la AFA.
¿O Sea? Simple. Lo que la entidad madre del balompié nacional pretende es que en sus escritorios figuren todos los contratos de todos los futbolistas de todos los clubes del Argentino A. Esto, lógicamente, llevará a que todo se blanquee, como en realidad debería ser, aunque esto no es justamente lo que ansía Julito y compañía.
Luego de esa reunión del Consejo, donde se refirió al tema, quedaron muy satisfechos los clubes más “poderosos” de la categoría, a los que poco y nada les afecta la medida. Claro, al poder solventarse económicamente podrán sacar ventaja sobre el resto, indudablemente la mayoría. Esto es, los más pobres.
Pero aquí, tanto o más interesado que la AFA, aparece Agremiados, que también quiere ser parte de la repartija de la torta.
Para que se entienda mejor. El Argentino A es actualmente un torneo amateur. Y por lo tanto, sólo en excepcionales casos existe y figura en el Consejo Federal un contrato que vincule a un futbolista con un club. Estos convenios en la mayoría de los casos se hacen “de palabra” y por algunos meses, partidos, semanas o torneos. No obstante, la idea de la AFA es que estos acuerdos sean, como mínimo, por 12 meses, cuando todos sabemos que ni el más largo torneo Argentino A de la historia tuvo una duración superior a los ocho meses. ¿Y cómo hace el club, no precisamente el que puede, para seguir pagando el mismo sueldo en los restantes cuatro meses del año? Problemas económicos de los dirigentes de los clubes. Soluciones financieras para los de la AFA.
Por otro lado, no caben dudas respecto a que esta “profesionalización” beneficiará ampliamente a los futbolistas, que tendrán contratos fijos por un determinado periodo de tiempo, que tendrán su escala salarial y sueldos acorde a la categoría, donde tanto el más débil como el más fuerte deberán pagar cifras similares, con un piso en común. Y todos los integrantes de una lista de buena fe estarán en las mismas condiciones. Algo que lógicamente les servirá como marco legal a los 1000 jugadores de los 25 equipos del torneo. Pero eso ya es harina de otro costal.
Desde aquí abogamos largamente por los derechos del futbolista. Pero de la misma manera defendemos los intereses, el capital y el patrimonio de cada uno de los clubes del interior del país, que en casi todos los casos pierden más de lo que ganan frente a un organismo que sólo sabe concentrar riquezas.

12 jul. 2009

Primera A y B Nacional: ventajas abismales



Pasaron las promociones entre los equipos de Primera División y la B Nacional. Y una vez más, los equipos de la categoría superior salieron airosos. ¿Por qué? ¿Tanta diferencia hay entre ambas divisionales?
A juzgar por los resultados de los últimos años, parece que sí. Y lo que sucedió en esta semana así lo refleja.
Rosario Central y Gimnasia y Esgrima de La Plata, equipos históricos si los hay, mantuvieron su lugar en la elite aunque no exentos de sufrimiento.
Lo del Canalla rosarino frente a Belgrano de Córdoba resultó más accesible, ya que el ajustado 1-0 en el partido de ida, como visitante, le facilitó enormemente las cosas en la vuelta. Y el 1-1 en el Gigante de Arroyito resultó, sinceramente, un trámite.
Pero el Lobo platense, en cambio, quedarse en la máxima categoría resultó tan o más importante que el título que logró Vélez.
Porque después de sucumbir 0-3 en Rafaela frente a Atlético, muy pocos creían en el milagro. No obstante, el equipo de Madelón consiguiño un agónico 3-0 en el Bosque, hizo valer la ventaja de localía y enloqueció a medio La Plata.
Pero analizando cada desenlace de las diferentes promociones, el balance a favor de los equipos de Primera es abismal.
Hay que decir que en menos de un tercio de las Promociones los equipos de la B Nacional consiguieron ascender con este sistema: 6 de 20. De los 6 conjuntos de Primera que perdieron la categoría, 5 fueron del interior:
Instituto, Atlético, Talleres, Olimpo y Godoy Cruz. Además ningún equipo indirectamente afiliado pudo hacer bajar de categoría a otro directamente afiliado. El único club afiliado que descendió a través de esta situación fue Nueva Chicago, pero a manos de otro de Buenos Aires como Tigre.
Se sabe que el que viene de Primera tiene ventaja deportiva, esto significa que a igualdad de puntos y de goles en el ida y vuelta, mantendrá su lugar. No obstante, y más allá de ser una ventaja significativa, sólo en 5 de las 20 promociones el de Primera se valió de este recurso para salvar la categoría. Gimnasia, ayer, fue, seguramente, el que más lo habrá festejado.

7 jul. 2009

El Decano quiere volver a las fuentes

Hablar de fútbol, en Oberá, es hablar de Atlético Oberá. Fundado hace más de 60 años, el Decano del fútbol obereño poco a poco parece haber recuperado la memoria, y de la mano de una dirigencia tan joven como ambiciosa, los simpatizantes del club se ilusionan con volver a los primeros planos del deporte misionero.
Más allá del buen pasar en el Torneo Provincial de la Umifu, que lo tiene como gran protagonista, el presidente de la entidad, Cristian Conil, de sólo 32 años, sueña con depositar al Decano en la cuarta categoría del fútbol argentino.
El fin de semana, en el marco de la quinta fecha del Provincial, Atlético goleó a Mado-Delicia 4 a 1 y alcanzó el segundo lugar en la zona A del certamen. Sin embargo, el propio titular de la entidad social y deportiva remarca que los objetivos más allá de un buen resultado.
“Obviamente que nos llena de satisfacción jugar bien, conseguir resultados y que la gente se entusiasme con el equipo, pero nuestra idea es recuperar una identidad, formar un grupo de gente responsable y comprometida y hacer de Atlético Oberá un club modelo en la provincia”, dijo Conil mientras saboreaba la gran victoria de “su” equipos sobre el representante eldoradense.
“Trajimos a un entrenador con experiencia, que conoce el medio, muy dedicado al trabajo, y queremos volver a tener una institución organizada, donde jugar un Argentino B no sea una utopía, sino una posibilidad concreta”, añadió, a la vez que ponderó el semillero del club. “La gratificación interna también llega porque vemos que los chicos del club crecen, llegan a primera y pueden continuar una carrera en el profesionalismo”, explicó respecto a la figura del juvenil Walter Romero, de sólo 17 años, que segundos después de haber entrado a la cancha marcó un verdadero golazo para definir el pleito frente a Mado-Delicia.
“Sabemos que es difícil conseguir apoyo económico para participar en un campeonato provincial, pero hay gente que se acerca y nos da una mano; este es un ambiente totalmente amateur, los jugadores no cobran un sueldo mensual, pero después del partido repartimos lo recaudado entre los jugadores”, destacó Conil, quien a muy corta edad se hizo cargo del club y parece decidido a darle una nueva fisonomía a una entidad histórica que no hace muchos años estuvo al borde de la quiebra.
Mientras se analizan proyectos, comparten sueños y crecen las expectativas, la gente disfruta de un equipo que, dentro de la cancha, responde con fútbol, goles y alegrías.








Liberador de sueños

Hugo Troche. Así se llama. Es delantero. Juega al fútbol. Hace goles. Es ídolo. Genera sentimientos. Sensaciones. Pasiones. Pero hoy por hoy, es la principal figura de El Brete, el humilde equipo de la ribera del río Paraná que, a juzgar por los resultados que consiguió en el Torneo Provincial de fútbol, es el mejor de Misiones. Nada menos. Muchos dicen, en el ambiente, que el delantero en ocasiones está “inflado” por la prensa. Y así como en el barrio sea indiscutiblemente el “niño mimado”, también están aquellos que lo ven sólo como un jugador más. Hace algunos días, el atacante, que nació futbolística y deportivamente en El Brete, fue el héroe en el triunfo agónico sobre la hora frente a Vicov, el último campeón.
Su gol le permitió al equipo ganar un partido muy complicado con un hombre menos, y conservar su condición de líder. Y el último sábado, en Santo Pipó, dos conquistas personales, la última también en la jugada final del partido, le dieron al conjunto de Runque tres puntos que lo dejan a las puertas de las semifinales.
Después de estar 0-2, y con un futbolista menos, Troche se hizo cargo de la situación y sus dos goles, sobre todo el decisivo, hicieron saltar de alegría a un puñado de simpatizantes que sólo con el fútbol pueden saciar su condición de excluidos.
Cuatro victorias en igual cantidad de presentaciones colocan al equipo Verdinegro en lo más alto de la tabla. Pero incluso sin jugar bien, como el último fin de semana, siempre surge ese esperado as de espadas y la familia de El Brete tiene motivos para ser feliz.
El personaje en cuestión, que no de casualidad jugó Argentino B y A, y fue dirigido por Ricardo Caruso Lombardi, el entrenador sensación del momento, es entonces el abanderado de un insaciable grupo que ve más allá de lo que permite el horizonte.










6 jul. 2009

Crucero apuesta a la jerarquía







A menos de dos días para el inicio de los trabajos de pretemporada, Crucero del Norte tiene dos caras nuevas. Gabriel Tomassini, santafesino, defensor, de 24 años, y Gonzalo Del Bono, máximo goleador histórico de Atlético Rafaela, de 28 años, tienen prácticamente todo acordado y a partir del jueves serán nuevos jugadores del Colectivero, que se prepara para debutar en el torneo Argentino A.

Un socio para Matto
Aunque aún falten detalles contractuales, que no impedirían su llegada a Misiones, es casi un hecho que Gabriel Tomassini se transformará en nuevo jugador de Crucero del Norte para el torneo Argentino A.El defensor, nacido en Vila (Santa Fe) hace 24 años, y que viene de lograr el ascenso a la tercera categoría del fútbol argentino con Sportivo Belgrano de San Francisco, tiene prácticamente todo acordado con el Colectivero para ser parte del plantel que buscará, según reconoció el propio jugador en su primer contacto con un medio misionero, el ascenso a la B Nacional.
Tomassini, capitán del conjunto cordobés que se quedó con la otra promoción del Argentino B al ganarle a Gimnasia de Mendoza (el defensor hizo uno de los goles en el 2-0 del partido de vuelta), nació futbolísticamente en Atlético Rafaela, donde jugó del 2004 al 2006 (en ese lapso también vistió los colores de El Porvenir y Argentino de Rosario), luego pasó a Guillermo Brown de Puerto Madryn, más tarde a Gimnasia de Mendoza y la última temporada fue pieza fundamental en el ascenso de Sportivo, donde marcó cuatro goles.
El defensor, que se desempeña como marcador central, es de gran porte físico, pesa 93 kilos, mide 1.93 metros y se destaca, lógicamente, por el juego aéreo. Tiene presencia en las dos áreas y siempre participa en las jugadas con pelota parada, y de hecho, algunas de sus conquistas no fueron precisamente a través del cabezazo.
El pase de Tomassini, quien siempre jugó a préstamo, está en poder de Atlético Rafaela, aunque el futbolista confía en que no habrá problemas en resolver la situación. “Son cuestiones menores, no creo que haya problemas, todo se resolverá en las próximas horas y el jueves a la mañana ya estaré en Santa Inés”, dijo el zaguero, y agregó: “Sé que Crucero es un club importante y que aspira a subir al Nacional, me gustó la propuesta”.Tomassini también jugó -fue titular-en el partido entre Atlético Rafaela y Argentinos, por la promoción del año 2005.

Goleador con color a crema
Pedro Dechat quería sumar al menos dos delanteros. Alejandro Carlos Duré fue la primera variable ofensiva. Y ayer el que cerró vínculo con el Colectivero fue Gonzalo Del Bono, el histórico delantero de Atlético Rafaela con un paso importante por primera división.
“Hablamos el sábado y cerramos esta mañana (por ayer)”, afirmó sin temores el atacante, quien también se incorporará el próximo jueves a las prácticas de Crucero.Del Bono, nacido el 8 de febrero de 1981 en Rafaela, y que también tuvo un fugaz paso por el Xerez de España, es un talentoso delantero, que se desenvuelve sobre todo de media punta, y hasta hace dos semanas estuvo jugando en Juventud de Cañada Rosquín, de la Liga de San Martín, en Santa Fe.
En el último año, en la B Nacional, sólo disputó un partido con la camiseta de Atlética Rafaela (en agosto frente a Chacarita), ya que un desgarro lo alejó de las canchas. En ese club el delantero fue compañero de Carlos Marczuk, hoy capitán de Crucero.Alejado de un nivel más competitivo, Del Bono aceptó la propuesta del equipo misionero y por ahora asoma como el reemplazante ideal de José Luis Marzo, goleador en el Argentino B con 8 tantos.
Con estos tres nuevos nombres, el técnico Pedro Dechat y la dirigencia irían a la carga por un carrilero que pueda jugar por ambos costados y un delantero de área, aunque los apellidos se develarán en las próximas horas, momentos antes de que arranque la pretemporada.