7 jul. 2009

Liberador de sueños

Hugo Troche. Así se llama. Es delantero. Juega al fútbol. Hace goles. Es ídolo. Genera sentimientos. Sensaciones. Pasiones. Pero hoy por hoy, es la principal figura de El Brete, el humilde equipo de la ribera del río Paraná que, a juzgar por los resultados que consiguió en el Torneo Provincial de fútbol, es el mejor de Misiones. Nada menos. Muchos dicen, en el ambiente, que el delantero en ocasiones está “inflado” por la prensa. Y así como en el barrio sea indiscutiblemente el “niño mimado”, también están aquellos que lo ven sólo como un jugador más. Hace algunos días, el atacante, que nació futbolística y deportivamente en El Brete, fue el héroe en el triunfo agónico sobre la hora frente a Vicov, el último campeón.
Su gol le permitió al equipo ganar un partido muy complicado con un hombre menos, y conservar su condición de líder. Y el último sábado, en Santo Pipó, dos conquistas personales, la última también en la jugada final del partido, le dieron al conjunto de Runque tres puntos que lo dejan a las puertas de las semifinales.
Después de estar 0-2, y con un futbolista menos, Troche se hizo cargo de la situación y sus dos goles, sobre todo el decisivo, hicieron saltar de alegría a un puñado de simpatizantes que sólo con el fútbol pueden saciar su condición de excluidos.
Cuatro victorias en igual cantidad de presentaciones colocan al equipo Verdinegro en lo más alto de la tabla. Pero incluso sin jugar bien, como el último fin de semana, siempre surge ese esperado as de espadas y la familia de El Brete tiene motivos para ser feliz.
El personaje en cuestión, que no de casualidad jugó Argentino B y A, y fue dirigido por Ricardo Caruso Lombardi, el entrenador sensación del momento, es entonces el abanderado de un insaciable grupo que ve más allá de lo que permite el horizonte.










No hay comentarios:

Publicar un comentario