31 ago. 2010

La Copa Argentina, ¿realidad o utopía?


En España es conocida como la Copa del Rey. En Italia, como la Copa Italia. Y también se juega en otros varios países de América y el mundo.
La idea, francamente, está buena. Parece -insisto, parece- que Julio Grondona y sus súbditos están interesados en reflotar un torneo tan viejo como convocante: la Copa Argentina de fútbol.
Se trata de un campeonato diferente a los que se disputan actualmente, como el Apertura o Clausura de Primera División, la Primera B Nacional o, a nivel más federal, un Argentino A o B.
La Copa Argentina vendría a ser un torneo mucho más abarcativo, donde no se tendrían en cuenta las categorías ni los nombres de los equipos participantes. Lógicamente, no serán 20, 24 ni 48 los equipos inscriptos, sino cerca de un centenar. O más.
La idea de ver un Boca-Guarani, San Lorenzo-Crucero, Mandiyú-Racing o Sportivo Patria-Rosario Central es sin dudas atrapante, sobre todos para quienes vivimos en el interior del país y pocas veces -muy pocas- tenemos la posibilidad de ver en vivo y en directo a equipos de la elite. También lo es, claramente, para los futbolistas de esos equipos del interior, que podrían medir fuerzas con jugadores más profesionales.
Este tipo de torneos ya se jugó en el país en la década del '70, y clasificaba a un equipo para disputar la Recopa Sudamericana.
Pero esta vez, el titular de la Afa parece más ambicioso. Después de 40 años, se imagina una Copa Argentina que integre a equipos de Primera, B Nacional, B Metropolitana y Argentinos A y B. El torneo se jugaría entre febrero y octubre y el ganador clasificaría a la Copa Libertadores. Parece una posibilidad lejana pero, si llegara a jugarse, quién le puede quitar al simpatizante misionero, sea de Guaraní o Crucero, la posibilidad de ver jugar a su equipo el torneo continental.
Pero el principal problema que se le presenta a Don Julio no tiene que ver con lo económico ni las dudas de los clubes. Tiene que ver con los tiempos del fútbol argentino y las distancias que deben recorrer las entidades deportivas. En este último sentido, al torneo lo jugarían aquellos equipos en condiciones de solventarse un viaje, lo que acortaría enormemente el número de interesados.
En relación con el tiempo, las dudas aparecen porque el campeonato argentino tiene actividad de febrero a junio y de agosto a diciembre. Pero más allá de que se juegue el Apertura o el Clausura, hay algunos que, además, disputan la Copa Libertadores y la Sudamericana, en el primer y segundo semestre, respectivamente.
Pero consciente de que los que mas valorarían este tipo de competencias son los clubes grandes del interior, caso Talleres de Córdoba, Chaco For Ever, San Martín de Tucumán, Godoy Cruz, Gimnasia y Tiro de Salta, Newell's y Gimnasia de Jujuy, los equipos de Primera la jugarían aunque tuvieran otras prioridades.
Así, además de recaudar -lo que más le interesa a la Afa-, Grondona quedaría bien parado con las ligas del interior, algo que hoy por hoy lejos está de concretarse.
No obstante, más allá de los negociados indisimulables de los dirigentes que integran el ente que maneja los destinos del fútbol nacional, la refundacion de la Copa Argentina sería una enorme posibilidad para que los golpeados clubes del interior crezcan.

1 comentario:

  1. messi iodolo medas risa cristiano ronaldo miedoso

    ResponderEliminar