10 ago. 2010

Cuando hay decisión política, se puede


OTC seguirá jugando el TNA. Y los misioneros continuaremos a un paso de la elite del deporte argentino. Lastimosamente, la tierra colorada lejos está de parecerse a otras provincias que tienen un abanico de posibilidades deportivas, como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero, Jujuy, La Rioja, San Juan o hasta Corrientes y Chaco, que tienen al menos un equipo de fútbol o básquet en la máxima categoría. Y en este sentido, que Oberá Tenis Club haya conseguido el apoyo para no perder su plaza en la segunda división del básquet argentino no es dato menor.
Costó. Quizás demasiado. Pero los dirigentes misioneros saben que en esta provincia no todas las puertas pueden abrirse a la hora de buscar ayuda. Por eso el mérito es doble. Los directivos del Celeste golpearon puertas y hasta ventanas, caminaron y recorrieron varios negocios, acercaron propuestas y se comunicaron con empresarios para buscar ese bendito dinero que permitiera no bajarse de un lugar al que había costado demasiado llegar.
Y aunque en la mayoría de los casos las respuestas fueron negativas, el gobernador de la provincia, Maurice Closs, entendió que tanto esfuerzo no podía echarse a la basura así porque así. Claro, sería ingenuo pensar que lo hizo exclusivamente por el bien del básquet misionero. Pero, más allá de las ventajas políticas y sociales que puedan devenir de esa medida, el Gordo no escatimó recursos y destinó 500 mil pesos para que el equipo de Álvaro Castiñeira conserve su lugar entre los mejores del país.
Le guste a quien le guste, la realidad de nuestro deporte es contundente: OTC es lo mejor y más competitivo que hay en la provincia a nivel deportivo. Más allá de lo que puedan hacer Crucero en el Argentino A, Guaraní en el B, Okulovich y Badaracco en el TN y Acasuso en el tenis, el que más cerca está de la elite es el conjunto obereño.
Con esta determinación, no caben dudas de que cuando hay decisión política, las cosas se consiguen. A veces no hay material, otras no hay una cabeza capaz y en otras tantas falta apoyo. Es verdad. Pero de a poco, aunque recién sea una de las primeras medidas que merezca aplausos, el gobierno de Misiones está siguiendo los ejemplos de sus pares más cercanos, como Corrientes y Chaco, que saben que sólo la caja provincial puede mantener en pie un club en el más alto nivel. Ojalá este sea el camino a seguir. Y ojalá se siga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario