18 ago. 2010

Raschle: "Cuando uno no suma al grupo es jodido"


"Si pensás en ascenso tenés que tener gente con vestuario; el vestuario es diferente a cualquier negocio o empresa". Así, directo, claro y contundente, Daniel Raschle comenzó a explicar los detalles que desembocaron en su salida como técnico de Crucero del Norte.
"Molesta que te corten algo cuando hay tanta ambición y estás atrás de un objetivo, y que por una persona se tire todo abajo; obvio que te va a molestar, te duele por todo lo que yo siento por Julio (Koropeski). Me duele por eso y porque además hace tres meses rechacé una oferta de Libertad y hace dos semanas una oferta de Olimpia", aseguró el ex entrenador, sin ocultar las diferencias que los separan de Oscar Rodríguez, el coordinador del club.
"Igual no estoy preocupado porque sé que ofertas no me van a faltar y trabajo voy a tener en el fútbol; pero lastimosamente en Crucero me encontré con algo que no es lo que realmente se pinta de afuera, y que tiene que ver con esa persona que está adentro", acotó.
Convencido de su idea, el ex DT de Nacional aseguró que "el club está preparado para grandes cosas, hay una sola persona que es el problema; el club tiene todo, pero tiene que contar con gente capacitada para explotar la infraestructura, si no tenés personas adecuadas para hacer ese trabajo es muy difícil conseguir los objetivos; yo no puedo sentarme a manejar un colectivo, quizás tenga toda la predisposición, pero no estoy capacitado para hacerlo; en el fútbol necesitás gente que sepa lo que es un vestuario y que mame fútbol, al menos eso he visto yo en todos los clubes",
Y siguió sobre el apuntado: "Uno no puede estar preocupado por los amistosos, las concentraciones, las canchas, por los viajes, la indumentaria, creo que ya es mucho; yo en determinados momentos me preocupaba más por cosas extrafutbolísticas que por la conformación del equipo. En el torneo anterior me preocupé sólo en un 50 por ciento del equipo, y se llegó al octogonal, y eso por ver los otros detalles que hacen a las grandes diferencias".
"Pero llegó un momento en que no aguanté más, yo no puedo estar en esos detalles en los que deben estar otras personas; yo respeto la manera de pensar y actuar de Julio, que puedo o no compartirlas, pero él sabrá por qué la tiene a esa persona ahí", añadió.
Sobre cómo tomó la decisión de dejar el cargo, reconoció que "yo pensé y consulté mucho esta determinación, y creo que estoy haciendo lo más adecuado; también podría irme habiendo ganado el primero y el segundo partido; pero de irme me iba a ir igual".
"Hay un equipo y un plantel que va a dar pelea, pero uno siempre mira el plantel y puede estar satisfecho con los jugadores, pero ¿el entorno? ¿los pequeños detalles? Yo pasé por miles de vestuarios, lindos, feos, malos, y todo suma, todo suma, y cuando uno no suma es jodido, no pasa sólo por el plantel", aseguró sin tapujos.
"Yo no tengo quejas de nadie, yo hablo sólo de una persona, no voy a desviar el tema para otro lado, y no voy a dar detalles, pero un técnico no puede enterarse cinco días antes del debut en un torneo que no puede contar con un jugador, ¿y esto es culpa de quién?", dijo.
Respecto del escenario que se le plantea al Colectivero de cara al torneo Argentino A, señaló que "yo no digo que Crucero no puede subir; puede ascender, cómo no, pero con personas así las probabilidades son menores, y si llegás a un Nacional B ni hablar".
"Me llegaban algunos comentarios sobre esa persona, pero yo soy de esos que quiero comprobar y ver las cosas, y con el correr del tiempo me fui dando cuenta y comprobé que las cosas eran ciertas, y entonces, para evitar cualquier tipo de problemas, decidí irme, no hay problemas; la institución sigue, los hombres pasan", destacó.
Y relacionó algunas actitudes del dirigente con los valores que se manejan en el fútbol. "Con ciertas personas en el fútbol se terminan los códigos, porque hay códigos que respetar, y cuando se pierden esos valores es distinto; los códigos para mí son fundamentales y hay que respetarlos", manifestó.
También hizo un paréntesis en su objetivo apuntado y sobre su salida aseguró que "esto me duele más que haberme quedado afuera de un Mundial (NdeR: Estados Unidos 94 con la selección suiza); ningún hecho en mi carrera me dolió más que esto; fue algo que nunca lo esperé, y me dolió mucho por la gran amistad que me une con Julio".
"No voy a terminar una gran relación con Julio por este suceso, porque se nota que quiere lo mejor para el fútbol de Misiones, pero yo prefiero evitar los problemas, y por eso tomé esta decisión", cerró Raschle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario