4 nov. 2009

¿Quién tiene razón?


Lucha de intereses hay en todos lados. Pero la que se originó en el seno de la Unión Misionera de Fútbol parece tan ilógica como innecesaria. Ni bien Juan Carlos Rossberg, secretario de la Umifu, dio a conocer la noticia de que Misiones pasaría a tener cuatro en vez de dos representantes en el Torneo del Interior 2010, los clubes del interior y los posadeños comenzaron a mirarse de reojo. Claro, la tarea de adueñarse de esos lugares comenzó a transformarse en una lucha de intereses donde incluso los principales dirigentes del fútbol de la tierra colorada tomaron posturas diferentes.
Los únicos que se mantuvieron aislados de la contienda fueron El Brete, campeón del Provincial, y Tuyutí de Apóstoles, subcampeón, que pase lo que pase ya tienen asegurado su lugar en la quinta categoría del fútbol argentino.
¿Quiénes deberían ocupar esas dos plazas vacantes? Es la pregunta que quedó flotando en la mente de cada dirigente interesado en la cuestión.
Para Mado Delicia, por ejemplo, que terminó tercero en el Provincial, debe prevalecer el aspecto deportivo y la campaña que cada uno realizó en la provincia. Parecido piensa Atlético Oberá, que aunque no logró la clasificación cree que cuenta con una mínima ventaja (pero ventaja al fin) sobre Mitre, el otro de los grandes interesados en representar a Misiones a nivel nacional. ¿Cómo es esto? El Decano obereño compartió zona con el Auriazul, y aunque no clasificó a las semifinales, terminó tercero, con la misma cantidad de puntos que Mitre, que fue cuarto por diferencia de goles. ¿Entonces?
También aparece Brown, cuyo único punto a favor es su sustento económico. Pero como el Verdirrojo ni siquiera formó parte del último Provincial, en la lista antes podría incluirse a equipos como Vicov (el que más participaciones tiene en los provinciales), Tigre de Santo Pipó, Galaxia, etcétera.
La lucha de intereses ya se desató. Y mientras Valdovinos hace fuerza para tratar de incluir a los equipos posadeños, Rossberg intentará por sus medios darle un boleto a Atlético Oberá y ganarse el apoyo de sus pares del interior inclinándose para la clasificación directa de Mado por Eldorado.
Con tanto en juego, parece imposible pedir cordura. Ni siquiera por el bien del fútbol misionero, que en vez de disfrutar que se hayan duplicado sus posibilidades, se pelea para ver quién es el "elegido"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario