16 nov. 2009

Cuando cambiar no significa arriesgar


Aunque aún no consiguió nada, cosa que es totalmente verosímil, Crucero pasó otra prueba de esas que se necesitan para marcar presencia y consolidar un objetivo.
Esta vez, el 1-0 sobre Patronato, en Paraná, arrojó aún más signos alentadores para aquellos que buscan entusiasmarse con la campaña del Colectivero.
El conjunto misionero, ya clasificado al pentagonal final del Argentino A, al fin jugó como puede, debe y se le pide que juegue. Con autoridad, sacando pecho y cambiando golpe por golpe, el equipo de Pedro Dechat no sólo consiguió ganarle por primera vez a su sombra negra en torneos nacionales sino que además dejó en evidencia que cambiar no siempre significa arriesgar.
El técnico poco a poco parece estar dejando de lado su esquemático 4-4-2, incuestionable desde los números, para abrirse terreno a un 4-3-1-2 más ofensivo y vistoso que el anterior pero igualmente práctico.
Si bien este nuevo formato nació a partir de la suspensión de Marczuk, la idea de ubicar a Soto como enganche sumándole dos puntas ha dado, tanto en rendimiento como en situaciones, una ecuación ampliamente favorable.
Frente a Juventud y Patronato, cuando utilizó el novedoso sistema, Crucero no sólo ganó sino que terminó con la valla invicta. Y aunque pudo no haber ganado ninguno de los dos partidos (al equipo de Pergamino le ganó en el descuento y al de Paraná le ganó quizás sin merecerlo), el juego que mostró el equipo seguramente dará más beneficios que pérdidas en el pentagonal final.
La tarea de la última línea, con las lagunas que en algún momento siempre aparecen, no ha perdido consistencia. En el medio Gamarra demostró una vez más que cuando se para como único “cinco” es el equilibrio necesario entre el corte y la distribución (pero imposible dejar afuera a Marczuk) y Brítez y Soto han conformado una sociedad que se entiende sin necesidad de mirarse. Y arriba, la potencia siempre exigente de Yegros y la experiencia que puede aportar Del Bono partiendo desde los costados permiten que el equipo tenga situaciones en zona de peligro.
En este sentido, Dechat reconoció que “vinimos a Paraná con la idea de jugar así, con un sistema ofensivo, queríamos atacar porque muchas veces cuando se busca un punto se termina perdiendo; conocíamos algunos errores en la defensa de Patronato y la idea era atacar con mucha gente, por momentos lo hicimos bien y supimos lastimar; lastimosamente en el mejor momento nuestro no pudimos concretar, pero golpeamos en un momento justo y después aguantamos bien”.
Con respecto al cambio de modelo, el entrenador explicó el porqué de la modificación. “El equipo trabaja bien el 4-4-2, pero consideré que tal vez esta era una buena oportunidad como para ir trabajando con esquemas diferentes, porque ante distintos rivales uno debe manejar varias opciones; los muchachos están muy esquematizados al 4-4-2 y por ahí les cuesta acostumbrarse al nuevo sistema, por eso lo de hoy (por el domingo) fue bueno, porque sabemos que podemos convencernos de lo que hacemos y a la vez genera confianza”, manifestó.
De cualquier manera, para el DT Crucero no consiguió respeto sólo por ganar en Paraná. “El respeto no nos lo ganamos ahora, lo ganamos a lo largo del torneo; nosotros siempre mantuvimos una línea de juego, a veces jugando bien y otras veces no, pero Patronato era una gran medida, porque es un equipo que pelea arriba, que perdió una final por el ascenso y además era una cuenta pendiente que tenía Crucero”, señaló.
Dechat también reconoció que el partido se ganó desde lo táctico más que desde lo futbolístico. “Ellos tuvieron mucho la pelota pero no la supieron administrar, jugaron mucho al pelotazo; pero estos partidos, duros como son, se resuelven así, con pequeños detalles; lo ganamos porque nos defendimos bien y porque supimos concretar”, analizó.
Por último, el ex entrenador de los tres principales equipos de Corrientes dejó un concepto acerca de lo que viene. “Los partidos en el pentagonal van a ser tan cerrados como este con Patronato, será clave tener la mente clara y saber lo que el equipo necesita con las variantes y con las órdenes tácticas, vamos a tener que ayudarnos entre todos, pero estoy viendo cosas muy positivas; me voy muy conforme con el equipo, con la actitud y con la concentración”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario