22 jun. 2009

Cosecharás tu siembra


El fútbol es la dinámica de lo impensando. Y por eso es, para muchos -incluso para quien suscribe-, el mejor deporte del mundo... Sea a nivel local, nacional o internacional, nunca está dicha la última palabra en un partido de fútbol. Y el fútbol que se practica en Misiones no es la excepción a la regla.
Si no que lo diga la gente de El Brete, ese equipo humilde y sacrificado pero a la vez ambicioso y lleno de hambre de gloria. Que nació hace sólo unos pocos años, que hace semanas atrás estaba en la primera B del balompié capitalino y, hoy, para sorpresa de todos, es el mejor equipo del Torneo Provincial de la Unión Misionera de Fútbol.
Con puntaje ideal, sin goles en contra y ganando partidos clave, como en Iguazú ante Galaxia, el equipo que conduce Rubén Runque no detiene su marcha de festejos.
Luego de ganarle a Garupá Propiedades la finalísima de la B y asegurándose un lugar en la máxima categoría de la Liga Posadeña, el conjunto de la ribera quiere convertirse en la revelación del fútbol misionero. Por ahora lo hace de la mejor manera.
De la mano de Silvio Alvarenga, aquel dirigente amado y odiado en iguales proporciones, pero siempre respetado por todos en el ambiente, El Brete está disfrutando quizás su mejor momento deportivo. Por un lado aún goza con el ascenso, tiene en el plantel al hijo pródigo de la casa, Hugo Troche, está próximo a tener su propio estadio en el barrio San Isidro y, además, ya tiene proyectos importantes en caso de seguir subiendo escalones...
Fundado a la costa del río Paraná, fabricado por amantes del fútbol y alimentado por las propias vecinas del barrio, El Brete dejó de ser un diamante un bruto para transformarse en una piedra preciosa.
Apostando siempre a la humildad, aglutinando gente que trabaja a través de los hechos y no las palabras, y llevando a la práctica todo lo que se proponen, los dirigentes de El Brete no tienen más que estar satisfechos por haber creado un personaje que promete seguir creciendo y sorprendiendo a propios y extraños. Un personaje que nació de una pequeña semilla, y que actualmente da de comer a toda una comunidad. Paso a paso. Semilla a semilla. Así se ilusiona El Brete.

1 comentario:

  1. Felicitaciones a los dirigentes como alvarenga que hacen de tripa corazón y mantienen viva la llama del Futbol Misionero con hechos y no con palabras.

    ResponderEliminar