18 jun. 2011

De Villa Cabello al Mundial sub 17


Sin dudas vivió un día muy particular ayer el posadeño Martín Benítez. Festejó su cumpleaños número 17 lejos de sus seres queridos, de su tierra y sus amigos. Pero no se puede quejar, porque hoy por hoy la vida le sonríe, y le da la posibilidad de trascender los límites y comenzar a escribir su propia historia en el fútbol mundial.
El misionero se encuentra en México, más precisamente en la ciudad de Monterrey, donde esta tarde se pondrá en marcha el Mundial sub 17 que lo tendrá como protagonista con la camiseta de la selección argentina.
El joven atacante, actualmente en las inferiores de Independiente, es uno de los 21 integrantes de la lista que confeccionó el técnico Oscar Garré para ir en busca del único título que aún no consiguió la Albiceleste a nivel mundial.
"No puedo creer estar jugando en la selección, y menos un Mundial", señaló el futbolista formado en La Picada segundos antes de emprender un largo viaje al país azteca.
"Por el esfuerzo que hizo mi familia, creo que esta convocatoria significa para ellos algo hermoso; yo todavía no caigo, pero con el pasar de los días seguro que me voy a sorprender aún más", se sinceró.
Martín, quien vive en la pensión del Rojo, es sobrino del reconocido entrenador misionero Leopoldo 'Chumpy' Benítez, quien lo llevó a probar suerte a la gran urbe.
"Todo comenzó cuando hubo una prueba de jugadores en La Picada para Boca, me vieron y me dijeron que me iban a llamar, pero pasaron varios meses y nunca recibí ese llamado", se lamentó Tincho. "Después de cuatro meses de espera, y gracias a la buena relación de su tío con Francisco 'Pancho' Sá (técnico de las divisiones menores del equipo de Avellaneda), me fui a probar a Independiente, y después de unos días en el Rojo me llamó la gente de Boca, pero ya tenía todo arreglado", reconoció.
A la muy corta edad de los 14 años el misionero sabía que sus condiciones eran por fin valoradas en Buenos Aires. A partir de ahí mismo comenzó una vertiginosa carrera que lo llevó a vivir un sueño nunca imaginable.
Aunque en La Picada siempre jugó de delantero, en la 8ª del Rojo primero lo probaron como volante por derecha. Y rindió. Pero luego de una lesión en una práctica que lo marginó de las canchas durante tres meses, el técnico decidió verlo en su puesto natural. Y en un par de prácticas se convenció de que un joven con su potencia, su dinamismo, su olfato goleador y su velocidad no podía jugar si no cerca del área rival.
Ya en séptima división arrancó como delantero titular, y su fortaleza física y sus goles impactaron a Humberto Grondona, coordinador de las selecciones juveniles de la Afa, quien mucho tuvo que ver en su primera citación nacional.
La desilusión, a causa de problemas físicos, de no haber formado parte del plantel que viajó a Japón a principios del año pasado para una gira amistosa lejos estuvo de bajonearlo, porque a las pocas semanas, ya recuperado, recibió una nueva citación y pudo realizar su primer viaje con la selección argentina, que disputó partidos amistosos en Santa Fe y Córdoba.
Y así como trascendió a nivel nacional, también escaló un peldaño en Independiente. "Este año me subieron a la reserva", destacó, aunque reconoció que en el club "jugué muy poco debido al intenso calendario de la selección".
Su primer gran desafío fue el Sudamericano sub 17 que se disputó en Ecuador. Allí, en una fecha no tan festejada por el pueblo argentino como lo fue el 24 de marzo, el posadeño marcó su primer gol oficial con la camiseta argentina. A los 26’ del segundo tiempo, el delantero selló el triunfo 2-0 frente al anfitrión, resultado que clasificó a la Albiceleste a la siguiente instancia del certamen.
Cuatro días más tarde, en este caso aprovechando su chance desde el banco, Martín se convertía en el héroe de la victoria 1-0 sobre Paraguay en el inicio del Hexagonal final.
Argentina se quedó con las ganas de llegar a los próximos Juegos Olímpicos, pero sin dudas que aquellos goles fueron decisivos para tener un lugar en el Mundial que arranca hoy y en los próximos Juegos Panamericanos.
"Argentina tiene que apostar a salir campeón, sabemos que si ganamos el título podemos quedar en la historia", destacó el posadeño, consciente de que a partir de hoy encarará su mayor reto como futbolista. "Ahora tenemos nuestra oportunidad y ojalá la podamos aprovechar", añadió. "Sabemos que Brasil es favorito, que Uruguay tiene un gran equipo y que los africanos siempre son protagonistas, pero nosotros vamos a tratar de quedar en la historia". Esperanza le sobra, condiciones también.


EL TROFEO QUE FALTA EN LAS VITRINAS

La selección argentina, sin el once todavía confirmado, debutará hoy, desde las 15 hora local (17 hora argentina) en el estadio Universitario de Monterrey frente a Francia por la primera fecha del grupo B.
El martes, en el mismo escenario, el equipo de Garré chocará con Jamaica (20 hora argentina), mientras que cerrará la fase regular el próximo viernes frente a Japón (17).
Los dos mejores de cada una de las seis zonas en las que se divide el torneo avanzarán a los octavos de final, al igual que los cuatro mejores terceros.
Sólo en caso de ser segundo en su grupo, Argentina podría chocar en el primer cruce de playoffs con Brasil.
En Nigeria 2009, Argentina llegó hasta los octavos de final, donde quedó eliminada al perder 3-2 con Colombia.
Como hechos destacados, este Mundial contará con las primeras participaciones a nivel internacional de las selecciones de Ruanda y Uzbekistán y los debuts de Panamá y Dinamarca, mientras que no será parte del torneo Suiza, el último campeón.

GRUPO B-Sede Monterrey

1ª fecha-18-06-11
17, Argentina-Francia
20, Japón-Jamaica

2ª fecha-21-06-11
17, Japón-Francia
20, Argentina-Jamaica

3ª fecha-24-06-11
17, Argentina-Japón
17, Francia-Jamaica

No hay comentarios:

Publicar un comentario