16 nov. 2010

El balance de la temporada tenística


Se cerró la temporada 2010 a nivel para los argentinos y la más frecuente que se va a escuchar por estos días seguramente será, ¿que balance hacemos de la temporada? Y las respuestas pueden ser variadas, buenas, malas, regular, de recambio. Lo cierto es que considero que fue una temporada muy irregular matizada por lesiones y generaciones que van diciendo adiós.
En total, 17 jugadores estuvieron al menos en el cuadro principal de un torneo ATP, dejando la suma de los partidos de todos, un record apenas negativo de 144-160.
Otro dato que marca que fue un año de transición, es que sólo un jugador, Agustín Velotti, hizo su debut al máximo nivel. Fue mediante un WC en el ATP Gstaad, obtenido gracias a la victoria en el Roland Garros Junior.
En total se lograron 3 títulos: 1 de David Nalbandian en Washington y 2 de Juan Ignacio Chela (en Houston y Bucarest). El Flaco de Ciudad Evita fue de lo mejor de la temporada para los nuestros. Mientras sus compañeros generacionales daban las hurras (Calleri, Zabaleta, Puerta) él fue muy inteligente y eligió muy bien a qué torneos ir. Como yapa se quedó con dos ATP a los 31 años, aunque quedará la duda acerca de si merecía una chance en las semis de la Davis.
También es bueno que tanto Brian Dabul y Carlos Berlocq hayan reingresado al lote de los 100 mejores. Sin dudas un premio a tanto esfuerzo y ojalá se puedan mantener. El Enano se dio el gusto de meter semis en Newport sobre césped y enfrentar ni más ni menos que a Roger Federer en el reciente US OPEN. Otro que está cerca de imitarlos es Máximo González, quien recuperándose de una lesión está teniendo un buen sprint final a nivel challenger.
Por último, con respecto a la parte positiva, no se puede dejar de lado la coronación en Dusseldorf, donde el equipo integrado por Horacio Zeballos, Juan Mónaco y Edu Schwank se quedó con el torneo por equipos que se disputa es esa ciudad, previo a Roland Garros.
La semi de Copa Davis es un hecho positivo. Aunque las internas que afloraron nuevamente al finalizar la serie en Lyon mancharon un poco la campaña, es para recalcar que el camino hacia ella tuvo dos victorias de visitante con equipos disminuidos.
La dificultad que tuvieron Zeballos, Mayer y Schwank para asentarse a nivel ATP, también influyo en que el recambio de la "vieja legión" se sienta demasiado.
El punto más negativo de este balance, es sin dudas el complicado año que tuvo Juan Martín Del Potro, quien por culpa de la lesión de muñeca ha sufrido demasiado. Luego de ganar en Nueva York el año pasado, no fueron pocos los que le auguraban un año en el que podía estar en la conversación por la lucha de la cima del tenis mundial. Sin embargo, el físico le jugó una mala pasada. Aunque intentó un tibio regreso durante la última gira asiática, decidió luego de esta dar punto final al año y apuntar todo a recuperarse para la temporada 2011. Lo importante, claro está, es que su muñeca responda bien, ya que todos sabemos que tenis tiene de sobra.
Se cierra un año más y a pesar de las pocas conquistas, creo que no debemos dejar de valorar lo conseguido. Si bien es una sorpresa que después de 11 años Argentina no tenga un representante entre los 20 primeros, debemos ser optimistas. Se vienen camadas muy buenas, y con Nalbandian y Del Potro en buena forma, se pueden esperar varios títulos, entre ellos, la deseada Copa Davis.
* por Mariano Paez

No hay comentarios:

Publicar un comentario