9 nov. 2010

Crucero festeja: 100 victorias y 200 partidos nacionales



Crucero está de festejos. Aunque no lo sepa, tiene motivos para celebrar de manera diferente la victoria que consiguió en Salta el último viernes, la primera como visitante en la era Labaroni.
El 1-0 sobre Central Norte, exiguo en el marcador pero sumamente justificado en el desarrollo, fue el triunfo número 100 del Colectivero en torneos nacionales.
Pasó mucho tiempo desde aquel 15 de enero del año 2005, cuando el equipo entonces dirigido por Fulgencio Alfonso venció 3-1 a Atlético Misiones en su primer partido en un torneo nacional, como era aquel Torneo del Interior.
En ese certamen que derivó en el ascenso al Argentino B, Crucero había ganado 10 partidos sobre un total de 18. Lo que vino después, y los números lo dirán, fue doblemente positivo. El conjunto de Santa Inés siempre ganó el doble de lo que perdió.
En el Argentino B, por ejemplo, que tuvo a Runque, Salinas y Dechat como entrenadores, el Colectivero ganó 61 encuentros y perdió 30. Del total de 130 partidos que disputó en la cuarta categoría del fútbol argentino vino el segundo ascenso, en este caso al Argentino A, nivel que esta temporada lo tiene por segundo año consecutivo.
Y el último viernes, nada menos que en Salta, llegó el triunfo número 29 en dicha categoría y el centésimo en campeonatos nacionales. Se trata sólo de un número, es cierto, pero que no debe pasar desapercibido para un club relativamente nuevo, en constante progreso y cada vez más ambicioso.
Y para seguir de festejos, este fin de semana, cuando reciba a Juventud Antoniana, también de Salta, Crucero estará cumpliendo su partido número 200 en torneos nacionales (18 en el TDI, 130 en el Argentino B y por ahora 51 en el Argentino A).
Pero no sólo eso dejó la primera victoria de visitante en la nueva era. Pedro Brítez, autor del 1-0 final, anotó su gol número 24 con la camiseta del Colectivero, y se transformó en el tercer máximo artillero del equipo, superando ahora a Ariel Suligoy. El oriundo de Montecarlo quedó a sólo tres goles del paraguayo David Bareiro, el indiscutido goleador del Argentino B, y a 10 de Martín Escobar Fretes, quien gritó 34 veces en estos casi seis años. El atacante y Pey, los últimos moicanos que aún permanecen con vida desde que se gestó el proceso, suman en total 58 de los 294 goles que marcó el equipo desde aquel casi olvidado 15-01-05.
El fin de semana el rival de turno del escolta de la zona 3 del Argentino A será nada menos que Juventud Antoniana, el líder, que tratará de amargar un nuevo bicentenario, en este caso de presentaciones oficiales nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario