21 mar. 2011

Guaraní y el temor de la promoción


Mientras los más fanáticos de Guaraní aún mastican bronca por la mala racha del equipo, los nueve partidos consecutivos sin victorias y un nivel que preocupa cada vez más, los más fríos, los que se toman un tiempo para analizar la situación y siguen semana a semana el desarrollo del torneo, seguirán a la Franja en estos últimos cuatro partidos con la calculadora en mano.
Después de un inicio a toda orquesta, con victorias convincentes y fiestas armadas cada vez que se jugaba en Villa Sarita, el presente lo tiene a un pasito de la promoción, nada menos.
Aunque parezca difícil de creer, el equipo ahora dirigido por Telmo Gómez está a sólo un punto de jugar con un equipo del Torneo del Interior para mantener su lugar en la cuarta categoría del fútbol argentino.
Haber sacado sólo dos puntos sobre un total de 27 es un indicativo innegable de que los niveles, de fin de año hasta el arribo de otoño de este 2011, han caído a un agujero sin fin.
Qué lejos parece haber quedado aquel 5 de diciembre del 2010, cuando Guaraní festejó por último vez la conquista de tres puntos.
Pasaron casi cuatro meses, 11 fechas y nueve partidos, y la realidad indica que estos números se potencian y fortalecen domingo a domingo.
El cambio de entrenador tras la salida de Hugo Castillo ni siquiera sirvió para alivianar tensiones, ya que las derrotas posteriores aumentaron los nervios.
Críticas, seguramente bien argumentadas, de los hinchas para con el coordinador del club y los dirigentes, insultos para con casi todos los jugadores y un malestar que no sólo se respira en Villa Sarita, hacen de este momento un momento difícil de sobrellevar, al menos para aquellos que sienten algún tipo de cariño por el club.
Para muchos, este prolongado tiempo sin ganar, y con algún que otro empate como premio consuelo, debiera tener a Guaraní en descenso directo, pero está claro que en el Argentino B hay equipos que incluso penan más que la Franja.
Argentinos de 25 de Mayo, Independiente de Neuquén y Atlético Concepción de Tucumán, por ejemplo, siguen sin levantar cabeza y están muy cerca de volver al Torneo del Interior. Pero hay otros, como Ferro de Olavarría y Juventud de Pergamino, que aumentaron la temperatura en la promoción. Los dos ganaron el fin de semana y le sumaron dramatismo al momento de Guaraní en esa caliente ubicación.
Hoy por hoy la Franja reúne 22 puntos y tiene por debajo a cinco equipos, mientras que comparte ubicación en la tabla general con otros cuatro equipos. Por cuestión de centésimas está zafando, aunque está en la línea de la promoción. Y se sabe, los resultados de una fecha, y eso que todavía restan cuatro, pueden modificar sustancialmente las posiciones. Pero ojo, porque no todo es promoción. Atlético Concepción de Tucumán, actualmente en descenso directo, tiene sólo tres puntos menos que la Franja.
Por lo pronto, el conjunto franjeado tendrá la penúltima chance de festejar en casa ante Sportivo Patria. De ganar renovará su tubo de oxígeno; de perder, prolongaría el temor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario