15 mar. 2010

Un gesto para igualar... y recordar


El último sábado, la cancha de Brown fue testigo no sólo de un partido increible que levantó Brown para clasificar a la segunda fase del Torneo del Interior, sino de un gran gesto deportivo que tuvo Vicov del que poco se habló.
El encuentro, correspondiente a la revancha de la primera fase, que tuvo como ganador al conjunto de Eldorado por 5-2, estaba estipulado para que arranque a las 17. Y en este sentido el reglamento es tan claro como contundente. La terna puede y debe esperar hasta 15 minutos si sucede alguna irregularidad que haga demorar el inicio, sea de la circunstancia que sea.
Una vez transcurridos esos 15 minutos, el juez del partido puede dar cumplimiento al reglamento y suspender el juego, dejando entonces en manos del Tribunal de Penas los pasos a seguir. Y según lo que dicen varios antecedentes, en estos casos generalmente el ente punitivo suele ser poco benévolo con el equipo anfitrión, responsable absoluto del suceso.
¿Por qué el partido no arrancó a las 17, como estaba establecido? Simplemente porque no habían llegado los efectivos policiales, infaltables para que arranque la acción.
A las 17.30, media hora después del horario estipulado, llegó la fuerza de seguridad. Y entonces, con buen criterio, el juez habló con el capitán de Vicov para que éste exponga el punto de vista de los visitantes, que estaban en todo su derecho de negarse a salir a la cancha y llevar la definición a los escritorios, donde seguramente tenían todas las cartas a favor.
No obstante, los integrantes del equipo tricampeón de la Liga de Eldorado, previo diálogo con el cuerpo técnico y dirigentes, decidieron resolver las cuestiones dentro del campo de juego, arriesgando de esa manera la posibilidad de quedar eliminados.
Y si bien es cierto que la ventaja era más que tranquilizadora para salir a jugar la revancha, Vicov perdió 3-0 y debió resolver la serie en los penales. Allí cayó 5-4 y le dijo adiós a la posibilidad de pelear el ascenso. Quedó eliminado y sumó una nueva frustración a nivel nacional.
Pero es importante que se diga: si Brown aún vive en el TDI, es pura y exclusivamente gracias al gesto de Vicov...

No hay comentarios:

Publicar un comentario