29 ago. 2009

Poca voluntad; mucha materia prima


¿Porqué a la hora de “reforzar” un plantel, se buscan jugadores de afuera? Todos se preguntan -nos preguntamos, mejor dicho- lo mismo. Esto hablando de categorías a nivel nacional, donde el torneo Argentino B y A son las claras muestras.
Lastimosamente para nosotros, como misioneros, los clubes –no todos- buscan incorporar jugadores extranjeros. Quizás mal asesorados. Quizás por una negativa influencia de los representantes que sólo desean hacer unos buenos pesos. Quién sabe.
Lo concreto es que el fútbol misionero ha dado sobradas muestras de que cualquier equipo de la tierra colorada bien podría nutrirse lo suficientemente con el inmenso semillero que los dirigentes no se entusiasman en conocer.
El Torneo Provincial, sin ir más lejos, es el fiel reflejo del criadero de buenos valores existentes por estos pagos. Lástima, insisto, la poca predisposición de los dirigentes locales para saber, querer y tratar de encontrarlos.
Claro que, afortunadamente, hay excepciones. Adolfo Esteche, el goleador y figura de la Asociación de Clubes de Mado Delicia, fue observado y rápidamente llevado a la entidad de Villa Sarita.
Crucero, en tanto, para no ser menos, en un abrir y cerrar de ojos incorporó a Carlos Adrián Gómez, de gran desempeño para Atlético Oberá en el Provincial, a quien sumó a la lista de buena fe para el Argentino A. Y aunque sea una cuestión de gustos, criterio y conocimiento, no caben dudas que en los otros representantes misioneros también hay, hubo y habrá jugadores que merezcan ser observados “clínicamente”.
Por otra parte, pero en el mismo sentido, el arranque de la Liga Posadeño potenció esta hipótesis respecto a los “buenos valores”.
Un equipo debutante, del que poco se conocía, como Garupá Propiedades, sorprendió positivamente con algunos juveniles provenientes de la liga amateur más grande del país. Pero el caso más alentador estuvo en la figura del diminuto Ricardo Dávalos, que viene de jugar en Merlo, que, si hay que sincerarse, tiene corta vida en el ámbito local.
Muchas veces resulta imposible poder ver todo el fútbol que se tiene sobre la mesa. Incluso para los periodistas. Sin embargo, sería un guiño para el crecimiento del fútbol que dirigentes, representantes, entrenadores y asistentes recorran las canchas para “rescatar” y darles vida a tantos chicos que bien pueden algún día llegar a la elite.
Falta voluntad. Pero sobra materia prima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario